Archivo de la etiqueta: Cambios Gabinete Ministerial

Bienvenido al ‘Parlamiento’, presidente

Cambiante como camaleón en épocas de guerra áspera con especímenes de su envergadura, con un único sentido del humor (negro) al momento de confundir sus ideales y trastabillar su ideología, capaz de traicionar por conveniencia y dinero a su misma posición, démosle la bienvenida al señor (y amigo conocido de la casa) Luis Galarreta, nuestro nuevo, flamante, original (y sobre todo demócrata, como él mismo se ha autodenominado) presidente del Congreso del Perú.

¿Existirá, acaso, alguna salida para detener el (mal) proceso fujimorista dentro del hemiciclo?, no. En su defecto, el Perú (nosotros) tiene que sobrellevar las crisis de rebeldía que fundamentan con vacíos enteros los compañeros del partido naranja, con el único, único fin, de liberar a su líder absoluto Alberto Fujimori. Porque no contamos con más planes de gobierno, porque no contamos con uno más.

Luis Galarreta empezó su carrera política como el primer enemigo acérrimo del régimen fujimorista, como el bastardo sin gloria de la oposición contra la familia oriental, tildándolo de maltrecho, corrupto y por demás verbos floridos acompañados de los señalamientos sus filudos garfios de plata fina con las que demostraba autoridad y demanda. ¿Qué sucedió, entonces?, lo conocido, lo mundano y lo normal en la política peruana (y mundial, no nos hagamos los tontos).

luis-galarreta

Luis Galarreta se inclinó por lo más fácil, por lo más rápido. Dudosamente fue cambiando de parecer con respecto al imperio que alguna vez nos gobernó y así fue variando y editando su discurso poco a poco hasta convertirse en lo que es ahora, en un amante romántico que se acostó con el partido que juró detener y poner en jaque.

Este personaje es, hoy por hoy, el actual presidente del Congreso de la República.

Mientras Pedro Pablo Kuczynski anuncia cambios en el gabinete ministerial, el Parlamento se arma, se atrinchera, se amotina de la mano de Galarreta, aquel ‘justiciero’ que volteó su vista hacia un sendero mucho más factible (a su conveniencia), hacia un horizonte blandengue, hacia un futuro que le daría riquezas, y nos golpeó con el taco de su zapato, tan negro como su ideal, la cara de todos los peruanos.

Dialogante y demócrata. Se dijo sutilmente en su último discurso.

Que le vaya bien, presidente, y ojalá pueda cumplir con su palabra, aunque eso suene irrisorio. Aunque eso, suene imposible.

Luis Alberto GutiérrezAutor: Luis Alberto Gutiérrez Escritor y columnista. Novelista. Comunicador.
25 años
Blogger
Descripción en dos palabras: Literatura y Cultura