Todas las entradas por Johanna Saavedra

La grafía que irrumpe en tus versos.

Cotidianas ficciones: presentación de Cuentos ordinarios

Cuentos ordinarios, primera entrega literaria del músico y escritor Aarón Alva, se presentará este sábado 29 de julio a las 6 p. m. en la sala José María Argüedas de la Feria Internacional del Libro de Lima.

cuentos-ordinarios-reporteros-infiltra2

Sobre Cuentos ordinarios

Publicado bajo el sello del Grupo Editorial Caja Negra y prologado por la reconocida escritora nacional Carmen Ollé (premio Casa de la Literatura 2015), Cuentos ordinarios es la publicación primigenia de Aarón Alva, un escritor novel, pero de quien se avizora un futuro prometedor; en palabras de Marco Martos: “[…] autor muy joven que ya luce bondades en su escritura, pues tiene una prosa ágil, manejo sagaz de las técnicas literarias y argumentos que sostienen el interés del lector”. (Reseña sobre Cuentos ordinarios).

El libro consta de 16 cuentos en los cuales prima una narración intradiegética-autodiegética, es decir, donde el protagonista es quien cuenta su propia historia. Esta característica juega a favor de una lectura más íntima, más familiar, donde no solo nos sumergimos con facilidad en los mundos recreados, sino también en la psicología de los personajes.

El tiempo de la narración, por lo general, se presenta en pasado, lo cual propicia una visión global de los hechos. Así, podemos observar el uso de anacronías, como la prolepsis (saltos en el tiempo hacia el futuro), lo que permite la develación anticipada de los hechos y del mundo interno del héroe, como acontece en “El perro rabioso”. Además de ello, el manejo sincrónico de los juegos temporales también es una característica de la cuentística de Aarón, pues en “A la hora de crecer, a la hora de perder”, por ejemplo, convergen dos relatos en simultáneo, que corresponden al estado inicial y final (pasado y futuro) de la relación entre dos amantes primerizos.

El lenguaje presente en Cuentos ordinarios es coloquial, propio del escenario donde se desenvuelve la mayoría de historias (se infiere Lima). La secuencia narrativa es ligera; la naturalidad de los acontecimientos nos transporta con verosimilitud sin dificultades. Los narradores se preocupan por describir surtida y curiosamente cuanto los rodea sin por ello caer en lo grandilocuente, sin por ello suspender la historia; detenerla por sobrecarga de detalles. Es así que se crea un aura de equilibrio.

Otro recurso que atrapa de las historias de Aarón es la utilización del final abierto. Sus cierres nos dejan con la incertidumbre de saber qué es lo que continúa, rasgo que, por lo mismo, cala en la memoria. Un ejemplo de ello se evidencia en los cuentos  “Un viaje en taxi” o “Hacia la cima”. Por otro lado, Aarón también trabaja la técnica del iceberg. Esta técnica, preferida de Ernest Hemingway, impacta por su repercusión final: es solo en las últimas líneas donde se menciona información contundente para la historia, logrando así un efecto sorpresa. Mejor ejemplo de ello no es otro que “Cortometraje”.

Ficciones cotidianas

Siempre se ha dicho que la literatura refleja la realidad, pero más que reflejarla la refracta. La literatura rasga un atisbo de lo Real (en términos lacanianos lo que no se puede simbolizar, pues escapa del lenguaje). ¿Qué sucede cuando, como lectores, nos identificamos con la realidad descrita en el discurso ficcional? ¿Acaso no se despiertan, no se conmueven nuestras emociones? ¿Acaso no lloramos ante un episodio doliente, no enervamos ante una injusticia o bullimos frente a un amor desmedido? Ese es el poder de la literatura y lo que la hace tan especial, porque todo mundo posible, por más “evasivo” que parezca, siempre conservará como única estructura (directa o indirectamente) la realidad conocida por todos nosotros, la misma que puede conmocionar en cada sujeto de forma distinta, pero que, a fin de cuentas, repercute.

En Cuentos ordinarios Lima es el eje por el que giran los acontecimientos y, por lo mismo, el escenario verosímil que permite la coexistencia natural de todos los elementos que la componen: de ella nacen los callejones, los barrios, las discotecas, las cantinas, etc., como a su vez, todos sus residentes. Por ello, no es tarea difícil situarnos en la piel de los propios personajes, en las peripecias o conflictos personales que los afectan. Esta es, en esencia, el alma que compone esta antología de cuentos y, a la vez, su mayor virtud.

Es así, pues, que Cuentos ordinarios, como primera entrega, convence y asienta a su joven autor como una promesa de la narrativa peruana, y que, en perfecta armonía, este retribuye: “[Cuentos ordinarios] es el inicio de una búsqueda que, afortunadamente, no tendrá fin. Cada historia llegó como una revelación de que en lo cotidiano, lo ordinario, se esconde algo extraordinario que aflora mediante el poder de la literatura. Sentimientos como el amor y el odio, el miedo y la represión, configuran la esencia de los personajes, cuyos deseos muchas veces se ven opacados por el carácter indómito de sus frustraciones, así como también por la injusticia de una sociedad que devela desigualdad y maltrato”.

aaron-alva-reporteros-infiltra2

Aarón Alva. Músico profesional, licenciado del Conservatorio Nacional de Música. Tiene en su haber diversos premios como la grabación de un disco titulado Matices clásicos. Paralelamente a su carrera musical, ha colaborado como jefe de redacción en el colectivo Reporteros Infiltra2 y ha sido convocado para publicar sus cuentos en las revistas literarias El Bosque y Campo de Letras 80’s. Actualmente, es editor general y redactor en el medio digital Cuenta Artes.

Inti Raymi: “fiesta del sol” en el Parque de La Muralla

Con más de 500 escolares en escena se recreará el Inti Raymi en el Parque de La Muralla.

El espectáculo se llevará a cabo este sábado 24 de junio desde las 3 p. m. con la presentación de 30 danzas aproximadamente.

INTI RAYMI 1

El Parque de La Muralla se convertirá en un centro religioso inca, cuando más de 500 escolares en escena recreen la Ceremonia del Inti Raymi o “Fiesta del Sol”, una de las más importantes festividades incas y que cada año se celebra en diferentes lugares de nuestro país.

Este impresionante montaje contará con atractivas muestras de danzas folclóricas y trajes típicos, así como una escenografía especialmente diseñada para representar esta fiesta ancestral. Se podrá apreciar alrededor de 30 danzas en 4 horas de espectáculo en vivo con la participación de estudiantes del colegio Saco Oliveros, institución educativa que viene desarrollando este evento desde hace más de 10 años.

“Esta actividad artístico-cultural lo realizamos desde el 2006,  y, a la fecha, somos el único colegio que representa esta ceremonia en un espacio público con la más grande y colorida puesta en escena, donde disfrutarán de música, folclore y el talento de nuestros jóvenes”, señaló José Miguel Luján, docente del colegio Saco Oliveros y encargado de la organización del evento.

Para la comunidad educativa del mencionado colegio, el Inti Raymi es uno de los eventos institucionales más importantes del año y también el más esperado por los estudiantes y profesores, quienes se preparan con varios meses de anticipación para poder brindar un espectáculo de calidad.

La cita es este sábado 24 de junio, desde las 3 p. m., en el Parque de La Muralla, ubicado en el cruce del jirón Amazonas y la avenida Abancay, en el Centro Histórico de Lima. Todos están invitados a ser parte de este gran evento que promueve la cultura e identidad nacional. El ingreso es libre.

PRESENTACIÓN DEL FESTIVAL FAIR SATURDAY PERÚ 2017

Fair Saturday Perú 2017 será presentado oficialmente el próximo 17 de abril a las 19 h en el Centro Cultural de España en Lima (CCE)/AECID.

¿Qué es el Fair Saturday?

Fair Saturday (un día para cambiar el mundo a través del arte y la cultura) es un nuevo concepto de festival participativo y de gran impacto social, que tiene lugar en numerosas ciudades a la vez repartidas entre España, Perú y Argentina.

Se trata de un movimiento cultural que nace en Bilbao, España en el 2014. Su propósito consiste en provocar una movilización masiva de la sociedad en pro de la cultura cada último sábado de noviembre. Una parte del valor generado por cada uno de los eventos organizados se destina a una causa social elegida por las propias entidades y artistas participantes.

Fair Saturday Perú

El 26 de noviembre del año pasado, se celebró la segunda edición de Fair Saturday, a nivel mundial, en la que se desarrollaron 354 eventos repartidos en 66 localidades, principalmente, entre España, Perú y Argentina. Se logró movilizar a más de 100 000 personas.

En nuestro país fue la primera edición; los resultados fueron un éxito total: 35 eventos culturales, apoyo en 19 causas sociales, recaudación de más de S/105 000. Los escenarios fueron las regiones de Lima, Ayacucho y Puno; las instituciones participantes, el Ministerio de Cultura, la Universidad de Piura, las Municipalidades de Lima y Barranco, colectivos artísticos como Arte y Alma, la Euskal Etxea de Lima. También se contó con el apoyo de cientos de artistas peruanos de índole internacional, como la Sarita y La Tarumba, entre otros.

Edición 2017

Fair Saturday Perú 2017 será presentado oficialmente el próximo 17 de abril a las 19 h en el Centro Cultural de España en Lima (CCE)/AECID. El evento contará con Jordi Albareda, fundador del movimiento Fair Saturday y la participación del elenco de Realideal, bajo la dirección de Diego Gargurevich. El objetivo es dar comienzo a la edición 2017 del festival y reunir a todos aquellos que puedan estar interesados en formar parte de este festival abierto y participativo en el que tienen cabida tanto artistas profesionales como amateurs, y en el que cada uno de ellos colabora con un proyecto social de su elección. La asistencia es gratuita.

«Ningún país puede llamarse desarrollado si la cultura no ocupa un lugar protagónico. El arte y la cultura no son importantes, son esenciales para desarrollar sociedades más justas, más desarrolladas; para construir un futuro mejor».  (Jordi Albareda, fundador de Fair Saturday).

Más información en http://www.fair-saturday.org

 

 

 

«La poesía nace del pueblo. Está en el aire pululando, solo basta que alces tu mano y la mantengas dentro de ti»

Cuando le dicen poeta, Consuelo Solis sonríe. No se la cree, a pesar de que siempre esté generando en papel, en la mente, en su trabajo; en resumidas cuentas, en su día a día. Esto la impulsa a querer compartir todo lo que la vida nos da: la naturaleza, el amor y esas cosas que nos hacen sonreír. La mayoría la reconoce como gestora cultural, pero también hay quienes prefieren verla como un «virus poético», tal y como la llama su buen amigo, el escritor, Javier Arévalo. En efecto, Consuelo ha mostrado parte de sus escritos en sus redes sociales, como también en algunos festivales y eventos que fomentan la cultura comunitaria. Pero es hasta fines del año pasado, cuando viaja a Medellín para realizar una pasantía, que reaviva su producción poética en mayor grado. Es así que, en diciembre, publica en el poemario Lunario 2 (Medellín, 2016) y en el portal Viva la letra, del mismo país.

¿Cómo te animaste a publicar tus poemas en un país extranjero? ¿Por qué no lo habías hecho antes en Perú?

Bueno, nadie me conocía. No existían juicios previos a mí. Esto lo remarco, porque en el Perú mi quehacer ha estado más enfocado hacia la gestión cultural. En Colombia tenía la libertad de presentarme como poeta, sin comparaciones de por medio.

¿Cómo entiendes el ejercicio poético que se practica en nuestro país (qué criticas puedes dar) y qué diferencias notaste cuando estuviste en Colombia?

Yo entendí dos cosas hace tiempo: existen poemas para ser leídos y otros para ser escuchados (lo último depende de cómo es expuesto al público). Personalmente, no me gusta la declamación tan histriónica de los poetas que he tenido la oportunidad de escuchar, por lo que mi atención se diluye rápidamente. Es por eso que no soy muy seguidora de la poesía contemporánea de mi país. Aun así, no puedo dejar de mencionar que la poesía narrativa, urbana y de a pie, que he leído en algunos de mis congéneres, me ha emocionado.

En el caso de Medellín, donde viví un par de meses, los recitales son menos histriónicos o teatrales.  Es mucho más sencilla su oratoria, y es en esa humildad tan íntima (como de quien te dice algo al oído), que me dejé cautivar por su poesía, a pesar de que la mayoría comparte un estilo simbolista, característica que normalmente no es de mi agrado.

¿Has pesando publicar un poemario o es aún muy precipitado pensar en ello?

Mi poesía ahora está en un constante movimiento. Me lo han propuesto, pero aún quiero disfrutar de su evolución, ya que al imprimirla en papel siento que estoy deteniendo su movimiento, como una fotografía.

Pero, de vez en cuando, ¿soltarás algunos poemas (como quien da, de a poquitos, dulces a los niños) en medios de difusión literaria como el portal Viva la letra?

Así es, publicar por redes me resulta cómodo, ya que puedo agregar más y más poesía. Son las virtudes de lo virtual. Además, de que la retroalimentación es un gran punto a favor.  Es así que puedo saber cuántos han entendido mi poesía y darme sorpresas, como las de ver que personas que conozco, y que no tienen como hábito leer, se dan el tiempo y se dejan atrapar por alguno de mis textos. Es, entonces, que puedo saber que aquellos escritos —con los que estoy satisfecha— han logrado comunicar lo que yo deseaba.

Alguna vez comentaste que el 2016 había sido el año en que más habías escrito, ¿a qué crees que se debió este auge productivo?

El 2016 fue un año de limpia, como si un chamán me hubiera escupido aguardiente en la cara. Solté todo aquello que me pesaba; trabajé en gestión cultural. Fue un año feliz, donde mi pecho se ensanchó como el de un elefante, y donde también recibí la energía positiva de mis pequeños lectores en las salas de lectura que dirigía y promovía en la Municipalidad de Barranco. Cómo no derrochar emociones con tanto movimiento.

¿Entonces, para ti, la poesía puede partir de una emoción tan elemental y natural como la felicidad?

Más bien yo creo que lo elemental en el arte es la subjetividad. En mi caso, en el año que ya pasó, la felicidad y la tranquilidad fueron los motores para que escribiera.

Bajo la faceta de gestora cultural en salas de lectura infantiles, que nos comentas, ¿cuáles eran las estrategias que utilizabas para despertar el amor por la literatura a los más pequeños (tanto como lectores y creadores)?

Siempre conjugar diferentes disciplinas artísticas. Por ejemplo, las artes plásticas con talleres de máscaras en que se representaban a los personajes que los chicos leían en los libros. En el caso de los jóvenes con Tatto Poesía, valiéndonos de pintores y diseñadores que pintaban versos de los poetas representativos de Barranco. También realizamos ciclos de cómic, donde invitamos a guionistas y dibujantes de este arte gráfico a las escuelas públicas. El punto siempre fue hacer que los usuarios (niños, jóvenes y adultos) intervinieran en los procesos.

reporteros.infiltra2-consuelo-solis2

Has apoyado y participado en proyectos que fomentan la cultura comunitaria (Poesía en Vivo, Programa de Salas de Lectura de la Municipalidad de Barranco, Micrófono Libre, biblioteca comunal en V. E. S.), coméntanos tus experiencias al respecto, teniendo en cuenta que estos proyectos descentralizan los focos habituales (elitistas) en que se practica la poesía en nuestro país.

La poesía nace del pueblo. Está en el aire pululando, solo basta que alces tu mano y la mantengas dentro de ti. Cuando te das cuenta de eso, se te viene un verbo a la cabeza: compartir. Compartir lo que buenamente la vida te ha dado; educación, experiencias y buenas intenciones. Es tan contagioso como una epidemia cuando lo haces desde tus entrañas.

A mí me gusta Miraflores, amo Barranco, pero también San Juan de Miraflores, donde crecí y pasé mi adolescencia. Es aquí donde me di cuenta de que no solo yo adolecía, sino todo mi distrito también. Adolecíamos de espacios públicos, de un lugar donde reunirnos a conversar, donde tomarnos algo sin tener la paranoia de mirar a los lados porque nos podían robar. Adolecíamos del «otro» cine, de música al aire libre, de poesía fuera de bares donde solo iban otros poetas y los amigos de los poetas. Queríamos contarle a la gente de los mercados, de los parques, al sujeto de a pie, que la poesía está ahí también, donde ellos pisan. Entonces, me dije: «Vamos a crear esos espacios. Vamos a conquistarlos y empoderarnos en ellos».

El peruano es creativo, eso es indudable; buen material humano no nos falta. Lo que quizás sí, es un poco de ánimo y valor para atrevernos a colonizar eso que, como ciudadanos, nos corresponde. Es así que, con otros locos que pensaban como yo, decidimos organizarnos, y ahora estamos haciendo que suceda.

Del mismo modo, desde muy joven, perteneciste a movimientos literarios (Tajo, Sabales, Santo Tabú) que nacían en las universidades, pero que se abocaban a los espacios públicos, donde realizaban intervenciones poéticas, por ejemplo. ¿Qué aprendizajes obtuviste de ellos?

Que la literatura y la poesía no están muertas, y no solo residen en los libros. Están en la gente y son para la gente. Que así como nosotros, jóvenes entusiastas, las letras también podían estar igual de vivas. Le inyectamos nuestra juventud a todo acto poético.

Finalmente, ¿de qué manera todas estas experiencias han influido en tu escritura?

Influyeron de manera visceral.  Creo que el punto está en escribir de lo que conoces, de lo que sientes, de lo que te duele. Si escribes de aquello de lo que sabes, podrás comunicarlo. Podrás hacerle sentir a tu lector aquello que revoluciona en tu pecho. Y es por ello que los temas de los que escribo son urbanos, de ciudad, de asfalto, pero también de la sierra, de la naturaleza. Recordando mis orígenes, porque al escribirlos reafirmo quien soy.

SARAI

 Consuelo Solís

El día en que vuelva el amor

escuchen, señores:

Se abrirán iglesias,

coliseos

y colegios.

Los niños dejarán las duras carpetas

y recorrerán el patio felices.

Los feligreses sacarán las posaderas

de las bancas de madera

interrumpirán al cura

i dirán: Te amo.

Entre hombres,

mujeres

y todo ser humano

que guarde un tamborcito en el pecho.

El día en que vuelva el amor.

Yo abriré mi pecho

con una Gillette

y saldrán mariposas volando.

Saldrá vino.

Saldrán payasos,

y todos formaremos un circo.

El alcalde declarará feriado,

los autos se volverán

bicicletas

y entre todos

formaremos una comparsa.

Un bolero eterno

que cruzará ciudades;

y diremos:

¡Mírennos,

aquí ha renacido el amor!

¡Contágiense,

que no hay mejor lepra

que la alegría!

Que no hay mejor sol

que nuestras sonrisas.

Que no hay mejor llanto

que el nuevo mundo

naciendo de nuestros ojos.

Aclámennos,

porque de nosotros es el reino;

el reino de ese cielo,

que una vez prometieron en los libros.

Aquí está en la tierra.

En nuestra tierra.

Querido mundo

Querido Perú.

Para leer más sobre la autora pueden visitar el portal: http://vivalaletra.com/desde-peru-consuelo-solis-nos-trae-sus-escritos

Consuelo Solis Rivera. Es periodista de carrera y gestora cultural por vocación. Se dedica a la promoción de lectura en bibliotecas públicas y comunitarias. Nació en Lima. Viajó a Colombia y se encariñó con Medellín. Le apuesta a la poesía como cualquier mortal que es capaz de creer que el mar es más que una masa de agua salada.