“Revisa mi caso PPK”

El caso Rivadeneira es tema zanjado. No obstante, se especula sobre una supuesta cortina de humo; una exhaustiva persecución por el hecho de ser, la modelo, una persona mediática y un ruin ensañamiento capaz de quebrar a la venezolana tras sus súplicas de refugio. Sin embargo, sea cual fuere la ocasión, el caso Rivadeneira es uno que debería dejar precedente sobre lo que se debe hacer y lo que no; recordar, de que las leyes no son más que eso y que se tienen que cumplir, aunque eso implique, acaso, millones de lágrimas de una mujer.

Un matrimonio fugaz a causa del miedo por la deportación, una historia que puede tener un final escrito y conocido gracias a las leyes peruanas que consideran un lleno de observaciones entre la documentación y los movimientos de la Rivadeneira en el tiempo que reside en el país.

Mala decisión, ergo, mal asesoramiento.

413041_81812

No siento que exista una persecución mediática. No creo, siquiera, que exista ensañamiento deliberado con la venezolana; siendo su único delito salir en una pantalla de televisión y hacer de su caso, el caso más ‘importante’ de la actualidad; de casi una veintena de portadas en los diarios locales y refritos de radio y televisión.

Habría, entonces, que preguntarnos, ¿cuántos casos de deportaciones han, existen o habrán en el Perú de personas no mediáticas? ¿serán todos uniformes?; ¿cuentan todos con el proceso correcto?, la única diferencia entre los casos comunes y este, es la pantalla chica de un canal de televisión, sino, el más fuerte y grande de todo el Perú.

No. No pienso en una persecución aún a pesar de que los fans y seguidores de Mario Hart y Esto Es Guerra dirán y optarán por todo lo contrario. Entiendo, al contrario y a la perfección, que la normatividad nacional está siguiendo su proceso regular y que está tomando a Luz Celia Rivadeneira Arcila como una extranjera más sin ningún parámetro de goce, sin ninguna fomentación de favoritismo, así como tampoco perdón por parte de la siempre temida y respetada, sala penal de migraciones.

Como primera reflexión para este caso (que ya termina), infiero en que la televisión no salva a nadie de hacer o no caso omiso a la regularidad (obligatoria) de cualquier lineamiento formal en un país extranjero tanto para un extranjero mismo o para un nacional en su propio país.

Como última reflexión, (y una que va de lleno para las autoridades) es que así como están dando tanto rebote a este no tan pequeño caso (esperemos, claro, que no sea para colgarse y aparecer como los salvadores de las leyes peruanas), puedan darle el mismo peso a situaciones de igual magnitud con personas comunes y a situaciones inferiores pero que necesiten el mismo grado de agresión reglamentaria.

Sabemos de qué pie cojea el Estado, sabemos de qué pie cojea el Perú.

El pueblo Hartiense y Estoesguerriano aclama el perdón para Korina, muchas veces, ignorante sobre el por qué y debido solamente a su cara bonita y cuerpo exuberante.

Yo, en cambio, ruego por igualdad para todos los casos, y porque las leyes (de verdad) se cumplan con cualquiera, desde con el menos conocido, hasta con el expresidente más corrupto.

Luis Alberto GutiérrezAutor: Luis Alberto Gutiérrez Escritor y columnista. Comunicador.
25 años
Blogger
Descripción en dos palabras: Literatura y Cultura

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s