Bajo el llanto de los inocentes

¿Negligencia y dejadez del estado? ¿por qué si se sabe que somos, en los lugares más vulnerables, no se toman medidas cautelares con anticipación?, ¿realmente no hay nada qué hacer?, ¿realmente no se puede?, miles de preguntas subrayan el hecho principal de los desmanes de Chosica, Chaclacayo, Huancavelica, Arequipa y las aledañas provincias al sur del país, a las fuertes lluvias que desencadenaron los huaicos que trajeron consigo las trece muertes (hasta ahora) e inundaciones que devastaron a las miles de familias que hoy lloran sobre los inmuebles maltrechos y al lado de sus familias quebradas en el lodo marrón del dolor.

¡Basta de buscar culpables! el Perú es un templo de oro sobrepoblado de críticos, que son perfectos para apuntar bajo el dedo acusador, pero que cuando tienen la banda en la mano, cuando se les da la realmente oportunidad, se les escurre la visión con el sudor del miedo y desesperación.

Desde los gobernadores regionales, alcaldes y demás autoridades hasta el presidente, tienen que verse en la obligación de sentados, proponer ideas claras, ideas que se concreten y se realicen (no para salvaguardar la situación del hoy por hoy, porque, seamos realistas, el hoy por hoy está perdido y en lo único que se tiene que pensar (y actuar) es en restablecer el orden, calma y salubridad a los damnificados), para de esta forma, llevar a cabo la manera de estar siempre un pie adelante ante cualquier desastre de esta magnitud.

Entendemos que los desastres naturales no se pueden predecir, ya que sería tonto proponer un plan con una bola mágica para adivinar el futuro, pero es más que seguro que con una buena estrategia y trabajos de calidad de la mano de todos los fuertes del estado, se podría trabajar de una manera sencilla, eficaz y responsable. No es descubrir la pólvora, es trabajar de verdad.

99ef257c-0fb6-4307-82a3-e7c175b4c169

De la misma manera, se tendría que planificar un back up no sólo para estos casos, sino para todos, absolutamente todos los males que azotan al país a lo largo del año; los friajes de Puno, por ejemplo, que mientras más tratados cerramos internacionalmente, más donaciones pedimos y más muertes de niños inocentes vamos sumando, y así como esa, demás problemáticas que nos restan más de los que nos suman y que nos demuestran día tras día, que aún estamos en pañales y que si una pieza del dominó no está sobre una buena base, se derrumba todo lo construido.

Un pie adelante, estrategia y buen trabajo. No es imposible. Basta de repetir la historia.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s