Cultura participativa en Quechua y Aymara


Cuando se habla de cultura se tiende a separar a los sectores marginales de la sociedad: drogadictos, alcohólicos, delincuentes, prostitutas, mendigos etc., relegándolos a papeles de inferioridad per se, eternizando la condición en la que estos se encuentran; la misma situación se repite en la población de escasos recursos económicos, y más aún si algunas de esas personas continúa expresándose en lenguas como el Quechua, el Aymara y tantas otras en nuestro país.

La viceministra de Patrimonio Cultural e Industrias Culturales Ana Castillo Aransaénz, desde su sector del Ministerio de Cultura, ha presentado algunos instrumentos audiovisuales que pretenden incluir a dichas poblaciones (históricamente relegadas de la cultura) a todo un mundo de posibilidades de información y expresión cultural en sus idiomas propios. Estos detalles son los que cuentan a la hora de incluir a los históricamente desprotegidos y olvidados, más que acciones como regalar cultura o eventos, desconociendo la realidad lingüística de los supuestos beneficiados.

14495259_1184693924939344_7241707077968397985_n

Aquí el informe completo del Ministerio de Cultura: Cultura en quechua y aimara

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s