Cristhian Hova: un ilustrador de mentiras

El ilustrador peruano Cristhian Hova es desmentido por una investigación, donde se muestra que el artista nunca publicó para la revista estadounidense The New Yorker.

La revista Somos del diario El Comercio realizó artículos sobre Cristhian Hova, quien sería hasta entonces el artista a cargo de graficar para Marvel, DC Cómics y hasta Century Foxasí como de diversas portadas de la revista estadounidense The New Yorker, un orgullo nacional de exportación, como lo anunciaban varios medios de comunicación. Sin embargo, el periodista Diego Salazar mediante la verificación de datos y un contacto dentro de la revista pudo constatar que Hova no trabajaba para dicho medio.

CristhianHova-ilstraciones-reporterosinfiltra2
Gráfico de supuesta portada en la revista The New Yorker

Por otro lado, esta noticia no solo cae por la mentira de Hova hacia sus seguidores y público en general, sino que da por entendido la forma de proceder de los medios de comunicación, los mismos que publicaron información del ilustrador sin confirmar la procedencia de sus trabajos para marcas de reconocimiento mundial.

 Luego de exponerse la información que descubrió la mentira de Cristhian Hova, el ilustrador pidió disculpas vía su cuenta de Facebook, donde anuncia que no volverá a tocar el tema, lamentando lo perjudicial que pudieron ser sus acciones. Sin embargo, esta pasaría de ser una broma de mal gusto a un delito, cargos que Hova debería afrontar en un futuro.

disculpascristhianhova-repórteros-infiltra2.png

La imagen de Hova no es la única que queda por los suelos, la imagen del país, de los ilustradores, y si queremos ampliar la mirada, la visión de los artistas se vería afectada por tamaña mentira que terminó por finiquitar la carrera de quien hasta ayer, era lo mejor que teníamos.

 

 

 

Cotidianas ficciones: presentación de Cuentos ordinarios

Cuentos ordinarios, primera entrega literaria del músico y escritor Aarón Alva, se presentará este sábado 29 de julio a las 6 p. m. en la sala José María Argüedas de la Feria Internacional del Libro de Lima.

cuentos-ordinarios-reporteros-infiltra2

Sobre Cuentos ordinarios

Publicado bajo el sello del Grupo Editorial Caja Negra y prologado por la reconocida escritora nacional Carmen Ollé (premio Casa de la Literatura 2015), Cuentos ordinarios es la publicación primigenia de Aarón Alva, un escritor novel, pero de quien se avizora un futuro prometedor; en palabras de Marco Martos: “[…] autor muy joven que ya luce bondades en su escritura, pues tiene una prosa ágil, manejo sagaz de las técnicas literarias y argumentos que sostienen el interés del lector”. (Reseña sobre Cuentos ordinarios).

El libro consta de 16 cuentos en los cuales prima una narración intradiegética-autodiegética, es decir, donde el protagonista es quien cuenta su propia historia. Esta característica juega a favor de una lectura más íntima, más familiar, donde no solo nos sumergimos con facilidad en los mundos recreados, sino también en la psicología de los personajes.

El tiempo de la narración, por lo general, se presenta en pasado, lo cual propicia una visión global de los hechos. Así, podemos observar el uso de anacronías, como la prolepsis (saltos en el tiempo hacia el futuro), lo que permite la develación anticipada de los hechos y del mundo interno del héroe, como acontece en “El perro rabioso”. Además de ello, el manejo sincrónico de los juegos temporales también es una característica de la cuentística de Aarón, pues en “A la hora de crecer, a la hora de perder”, por ejemplo, convergen dos relatos en simultáneo, que corresponden al estado inicial y final (pasado y futuro) de la relación entre dos amantes primerizos.

El lenguaje presente en Cuentos ordinarios es coloquial, propio del escenario donde se desenvuelve la mayoría de historias (se infiere Lima). La secuencia narrativa es ligera; la naturalidad de los acontecimientos nos transporta con verosimilitud sin dificultades. Los narradores se preocupan por describir surtida y curiosamente cuanto los rodea sin por ello caer en lo grandilocuente, sin por ello suspender la historia; detenerla por sobrecarga de detalles. Es así que se crea un aura de equilibrio.

Otro recurso que atrapa de las historias de Aarón es la utilización del final abierto. Sus cierres nos dejan con la incertidumbre de saber qué es lo que continúa, rasgo que, por lo mismo, cala en la memoria. Un ejemplo de ello se evidencia en los cuentos  “Un viaje en taxi” o “Hacia la cima”. Por otro lado, Aarón también trabaja la técnica del iceberg. Esta técnica, preferida de Ernest Hemingway, impacta por su repercusión final: es solo en las últimas líneas donde se menciona información contundente para la historia, logrando así un efecto sorpresa. Mejor ejemplo de ello no es otro que “Cortometraje”.

Ficciones cotidianas

Siempre se ha dicho que la literatura refleja la realidad, pero más que reflejarla la refracta. La literatura rasga un atisbo de lo Real (en términos lacanianos lo que no se puede simbolizar, pues escapa del lenguaje). ¿Qué sucede cuando, como lectores, nos identificamos con la realidad descrita en el discurso ficcional? ¿Acaso no se despiertan, no se conmueven nuestras emociones? ¿Acaso no lloramos ante un episodio doliente, no enervamos ante una injusticia o bullimos frente a un amor desmedido? Ese es el poder de la literatura y lo que la hace tan especial, porque todo mundo posible, por más “evasivo” que parezca, siempre conservará como única estructura (directa o indirectamente) la realidad conocida por todos nosotros, la misma que puede conmocionar en cada sujeto de forma distinta, pero que, a fin de cuentas, repercute.

En Cuentos ordinarios Lima es el eje por el que giran los acontecimientos y, por lo mismo, el escenario verosímil que permite la coexistencia natural de todos los elementos que la componen: de ella nacen los callejones, los barrios, las discotecas, las cantinas, etc., como a su vez, todos sus residentes. Por ello, no es tarea difícil situarnos en la piel de los propios personajes, en las peripecias o conflictos personales que los afectan. Esta es, en esencia, el alma que compone esta antología de cuentos y, a la vez, su mayor virtud.

Es así, pues, que Cuentos ordinarios, como primera entrega, convence y asienta a su joven autor como una promesa de la narrativa peruana, y que, en perfecta armonía, este retribuye: “[Cuentos ordinarios] es el inicio de una búsqueda que, afortunadamente, no tendrá fin. Cada historia llegó como una revelación de que en lo cotidiano, lo ordinario, se esconde algo extraordinario que aflora mediante el poder de la literatura. Sentimientos como el amor y el odio, el miedo y la represión, configuran la esencia de los personajes, cuyos deseos muchas veces se ven opacados por el carácter indómito de sus frustraciones, así como también por la injusticia de una sociedad que devela desigualdad y maltrato”.

aaron-alva-reporteros-infiltra2

Aarón Alva. Músico profesional, licenciado del Conservatorio Nacional de Música. Tiene en su haber diversos premios como la grabación de un disco titulado Matices clásicos. Paralelamente a su carrera musical, ha colaborado como jefe de redacción en el colectivo Reporteros Infiltra2 y ha sido convocado para publicar sus cuentos en las revistas literarias El Bosque y Campo de Letras 80’s. Actualmente, es editor general y redactor en el medio digital Cuenta Artes.

MANIFIESTO POR UNA COMUNIDAD POETRY SLAM PERÚ

«SLAM ES COMUNIDAD»

Cuando decidimos asumir el proyecto de presentar por primera vez el Slam de Poesía Oral en nuestro país, asumimos por sobre todo un compromiso. En teoría era sencillo; en práctica, demandante. Sabíamos que debíamos trabajar arduo para ver cumplidos nuestros objetivos, pero que trabajar por ellos sería un placer, ya que más que objetivos, para nosotros, eran sueños. Con la primera edición del Slam no hubo dudas. Aforo total, y tanto público como participantes satisfechos. Fue, entonces, que auguramos un futuro prometedor.

Durante el año pasado nuestra principal misión fue la de empezar a crear una comunidad. El centro de Lima y Barranco fueron los principales epicentros, donde participantes de toda índole sacudieron los modos más conservadores de exponer la poesía. El efecto se concentró tanto en la interpretación como en la creación. La fuerza vital y, por lo mismo, visceral; los dulces manifiestos o bien agudos y reflexivos, fueron la condensación de una modalidad discursiva diferente, que no pretendía ser totalitaria ni monopólica, pero sí sumarse como una fuente alimentadora de difusión y cultivo artístico. Es así que logramos cautivar a un público variado. No existían barreras generacionales. Grandes poetas del medio nos apoyaron como jurados; recibimos el respaldo de artistas, gestores culturales, público en general.En los Slams no solo se consolidaban voces reconocidas, sino que surgían nuevos talentos, pues este concurso tenía como uno de sus principales propósitos generar un espacio donde personas comunes (sin la necesidad de tener publicaciones o algún reconocimiento previo) pudieran tener la libertad para entregar su arte sin impedimentos. De esta manera, se asentaron las bases de la comunidad slam.

La historia continúa este año. Nuestro propósito actual es concentrarnos en la descentralización. No podemos crear una comunidad legítima si solo rotamos por los mismos escenarios sin mayor incidencia, pues, sin querer, estaríamos creando otro foco elitista (de los que ya abundan), donde se comparta la poesía para un pequeño sector. Es por ello que nuestra segunda edición de clasificación del año la realizaremos en el distrito de San Juan de Miraflores, y, en el otro extremo, (San Juan de Luirgancho) realizaremos este mes una edición especial llamada Primer Slam de Poesía Escolar, con lo cual empezamos a recorrer las zonas periféricas de nuestra capital. Sin embargo, no todo quedará en Lima; Puno y Cañete serán nuestros próximos focos. Nuestros caminos se bifurcan y el Slam llega al interior del país, como hace poco sucedió en Arequipa (felicitamos la iniciativa por parte de los que lo hicieron posible).

Es así que tomamos conciencia de la importancia de crear lazos, de crear puentes con otros colectivos o asociaciones, ya que gracias a ellos es que podemos llevar el Slam como una feria itinerante, como una fiesta donde convergen distintas artes (literarias, escénicas, musicales, pictóricas) a todas las zonas de nuestro país. Soñamos con crear alianzas estratégicas que permitan expandir este movimiento poético a nivel nacional e internacional. Consideramos que no es imposible. Solo necesitamos unir fuerzas, remar en una sola dirección, pues todo éxito depende de un trabajo colectivo, ya que el arte es una manifestación universal y, como tal, debería valorarse masivamente. En el caso de la descentralización del Slam, invitamos a promotores, gestores, colectivos, asociaciones, instituciones, etc. que quieran sumarse al movimiento y expandir en sus ciudades la comunidad slam. Como repetimos, creemos que el trabajo en conjunto es la vía idónea.

Comisión organizadora Poetry Slam Perú, 25 de julio del 2017

 

“Testosterona” en el Teatro de Lucía

El Teatro de Lucía presenta una obra que muestra la masculinización de la mujer para ejercer el poder, una comedia romántica de Sabina Berman. 

Antonio y Miky son el director y subdirectora de un importante periódico latinoamericano, los que enfrentan un problema de sucesión de cargos en la conducción del diario. Pero a su vez son un amor no realizado a través de los años y la rutina. Es 24 de diciembre y en la noche de navidad todo podría cambiar.

testosterona-teatrodelucia-reporterosinfiltra2
Actores: Sandra Benasconi y Andrés Valdés

Testosterona

Esta obra llega a Lima por el Teatro de Lucía, luego de viajar por varias ciudades de México, Buenos Aires en Argentina y la ciudad española de Madrid, con la actuaciones de Sandra Bernasconi como Miky y Andrés Valdés como Antonio,  bajo la dirección de Alberto Isola y la asistencia de Daniela Lanzara. Además, de un gran trabajo de escenografía a cargo de Carlos Mesta.

testosterona-reporteros-infiltra2

Solo una hormona hace la diferencia entre el apetito sexual de las hembras y el de los machos humanos, y se llama: Poder.

(Sabina Berman, Testosterona)

Dato:  

Las funciones van a partir del 27 de Julio, por una breve temporada, de Jueves a Lunes a las 8 p. m. y domingos a las 7 p. m., las entradas valorizadas en 54 soles (general), 27 soles (estudiantes), 37 soles (jubilados) y los infaltables lunes populares a 32 soles.

 

 

CAPRICHO 10: “NOCTÁMZUL” ES LA LUNA DE LAS NOCHES PERO NO ES LA LUNA QUE VIO EL PRIMER ADÁN

¿Noctámzul es música desnuda, pura e inasible? En verdad, ¿el ‘otro yo’ de la poeta tiene un alma triste, alucinada e inconclusa? ¿Por qué la autora devela esa advertencia desde las primeras páginas del libro?

img214
Margaret Roman (Lima, 1995).

¡Eureka! ¡Eureka! Margaret Roman (Lima, 1997) “ata su canto al sueño / de las luciérnagas”, es decir, perenniza la vida. Esta fijación, trascendencia límpida, sucede cuando escribe con su “acuarela de plumas / sobre un canto de papel”. Por eso ya miramos brillar la fantasía, no es otro el motivo, y alzamos nuestros brazos para volar en cada una de las Estaciones (ahora re-inventadas).   

“El poeta –afirma Alfonso Reyes– no debe confiarse demasiado en la poesía como estado del alma, y en cambio debe insistir mucho en la poesía como efecto de palabras. Porque hasta los perros sienten la necesidad de aullar a la luna llena, y eso no es poesía”. (La experiencia literaria, p. 81). Margaret Roman, en consecuencia, hace de sus vocablos cuerpos gloriosos. Así resplandece la albura poética, pues los “destellantes besos de sol” alumbran cada verso reunido en Noctámzul (2016).

Por ejemplo: “Recortaré la silueta de mi voz / para que te susurre siempre al oído / el lenguaje de las estrellas, / de la lluvia tibia, / de la inocencia / del amor / y entonces recuerdes / que siendo mortales / somos eternos”. Qué belleza, ¡dios!

“Todo esto recuerda que la obra literaria –caja de pandora en cierto modo– tiene su doble fondo secreto donde se esconde, si no la esperanza como en el mito, al menos el recuerdo. Cuando el volumen abierto y leído ya ad umbilicos ha dejado de escapar todos sus fantasmas, la trampa que lleva oculta el volumen guarda todavía más esencias”, sentencia con su natural acierto Reyes. (La experiencia literaria, p. 100). ¿Cómo superar la trampa inasible de la poeta? Por el momento debemos confesar nuestro fracaso y el afán sin resultado positivo.

img213.jpg
Noctámzul (2016).

La música continúa: “tomad los remos nuevamente / me estoy hundiendo / en este cielo de origami”. Desnuda. Ahí mismo, agrega: “tan delicada, cándida, frágil y melodiosa / deslizándose está una voz / adormilando razones / creando caminos de colores / en el intrincado laberinto de mi corazón”. Exploramos. La abrazamos.

Ahora “en cada esquina / los relojes del infierno / vomitan desgracia a nuestras espaldas / tic – tac / tic – tac…”. Hasta “se han desdibujado  los pasos, las voces, / los días de sol, los días de lluvia, / y solo quedan las noches”. Es sui géneris. Porque “todos los calendarios / marcan inexistencia”. La poesía irrumpe como cuando “danza la esperanza en el / fuego ardiente de una secreta pasión / anunciando / grata sinfonía”.

Mejor preguntamos a nuestro corazón hasta dónde iremos, amigo lector. No creo, pues, que sea triste el alma de la autora. Está llena de vida, es fecunda, es feliz. Pero ella olvida que a veces la armazón no soporta tanta vida y por eso se queja. Eso pensamos de la voz pura que hace de este poemario una invitación a la tertulia en una noche curiosa y hospitalaria. Nos propone  dormir en las estrellas hasta que “el rocío de un amanecer” nos despierte.

Esta es la vida más extraña que he conocido, aclaraba Jim Morrison. No lo olvides. Por eso la poeta señala el devenir y nos prohíbe “tener frío en las orejas y llevar paraguas”; asimismo “soñar a medias”. Porque “hoy llueve y no quiero pensar en las gaviotas / ni en el ajedrez ni en las cartas que nunca llegarán. // Solo quiero sentir la lluvia”, expresa ilusionada Margaret Roman. ¿Será esa la ‘otra esencia’ que buscábamos?  

Esperemos cada uno de nosotros, finalmente, la lluvia poética. Mientras tanto, mira cómo “se abrirán / los capullos / del jardín” de este maravilloso libro.

¡Vive! ¡Vive!

Jhocer GonzalesAutor: Jhocer Gonzales (Junín, 1996). Poeta y educador.

“Nos habíamos choleado tanto”

Un nuevo caso de discriminación se extendió por las redes sociales hace unos días, donde “las razones” de Jhoanna Noles no se entienden en un acto de discriminación ante el ingeniero Percy Vizcarra en el supermercado Tottus de La Molina. 

Según el artículo 323 del código penal todo acto de discriminación es penado con 3 años de cárcel, en tanto, los casos que incluyen agresión física incluye un periodo de 4 años de “prisión efectiva”

481657

El pasado viernes 7 de julio el ingeniero Percy Vizcarra realizaba su cola para poder pagar los artículos que había comprado en el Tottus de La Molina, sin embargo, una mujer identificada como Jhoanna Noles trata de ignorar el orden y pasa delante de él, sin alguna razón lógica ni meritoria. Acto seguido Vizcarra le reprocha esta acción, enfureciendo a la “vecina de la Molina”, quien en un acto de discriminación le dice “cholo de m…” y varios calificativos denigrantes, alzando la voz para dejar en claro su superioridad. Al ver esta situación se acerca el hermano de Jhoanna Noles, quien golpea al hombre de cabello cano, que se queda aturdido sin responder, pidiendo respeto.

Queda por decir una vez más, que la forma de hablar, un tono de piel más claro, el cabello “así o asá” no define lo que somos. Lo peor de todo, es que estas acciones se expresen entre personas de un mismo país, haciendo visible el grado de educación en el que se vive, en la jungla de cemento el más fuerte cree actuar con inteligencia, cree.

Bienvenido al ‘Parlamiento’, presidente

Cambiante como camaleón en épocas de guerra áspera con especímenes de su envergadura, con un único sentido del humor (negro) al momento de confundir sus ideales y trastabillar su ideología, capaz de traicionar por conveniencia y dinero a su misma posición, démosle la bienvenida al señor (y amigo conocido de la casa) Luis Galarreta, nuestro nuevo, flamante, original (y sobre todo demócrata, como él mismo se ha autodenominado) presidente del Congreso del Perú.

¿Existirá, acaso, alguna salida para detener el (mal) proceso fujimorista dentro del hemiciclo?, no. En su defecto, el Perú (nosotros) tiene que sobrellevar las crisis de rebeldía que fundamentan con vacíos enteros los compañeros del partido naranja, con el único, único fin, de liberar a su líder absoluto Alberto Fujimori. Porque no contamos con más planes de gobierno, porque no contamos con uno más.

Luis Galarreta empezó su carrera política como el primer enemigo acérrimo del régimen fujimorista, como el bastardo sin gloria de la oposición contra la familia oriental, tildándolo de maltrecho, corrupto y por demás verbos floridos acompañados de los señalamientos sus filudos garfios de plata fina con las que demostraba autoridad y demanda. ¿Qué sucedió, entonces?, lo conocido, lo mundano y lo normal en la política peruana (y mundial, no nos hagamos los tontos).

luis-galarreta

Luis Galarreta se inclinó por lo más fácil, por lo más rápido. Dudosamente fue cambiando de parecer con respecto al imperio que alguna vez nos gobernó y así fue variando y editando su discurso poco a poco hasta convertirse en lo que es ahora, en un amante romántico que se acostó con el partido que juró detener y poner en jaque.

Este personaje es, hoy por hoy, el actual presidente del Congreso de la República.

Mientras Pedro Pablo Kuczynski anuncia cambios en el gabinete ministerial, el Parlamento se arma, se atrinchera, se amotina de la mano de Galarreta, aquel ‘justiciero’ que volteó su vista hacia un sendero mucho más factible (a su conveniencia), hacia un horizonte blandengue, hacia un futuro que le daría riquezas, y nos golpeó con el taco de su zapato, tan negro como su ideal, la cara de todos los peruanos.

Dialogante y demócrata. Se dijo sutilmente en su último discurso.

Que le vaya bien, presidente, y ojalá pueda cumplir con su palabra, aunque eso suene irrisorio. Aunque eso, suene imposible.

Luis Alberto GutiérrezAutor: Luis Alberto Gutiérrez Escritor y columnista. Novelista. Comunicador.
25 años
Blogger
Descripción en dos palabras: Literatura y Cultura

Colectivo independiente de difusión cultural

A %d blogueros les gusta esto: